Pérez Zeledón, desgaste y pasión.