Pérez Zeledón se reafirma en zona de clasificación y envía al Santos al sótano del Clausura.