¿Por qué siempre en Estados Unidos?

Pareciera complicada la respuesta del por qué solo en Estados Unidos se juega la Copa Oro.

Comencemos por la respuesta más simple y lógica: es el único país que cuenta con la mayor cantidad de inmigrantes, que permite lo más elemental, dinero. Hoy nos damos cuenta del aporte de algunas representaciones, como México, Honduras, El Salvador o Estados Unidos. Esto hace que el torneo asegure los gastos millonarios que demanda.

Por infraestructura: se dieron el lujo en alguna ocasión de tener mayor la cantidad de estadios y sedes que las selecciones participantes.

En 1991 durante la primera Copa de Oro, a la cual le dimos cobertura para la TV se dijo que cada 2 años sería albergada por los integrantes de la confederación, pero sólo en tres ocasiones Estados Unidos compartió algunos juegos con otros países, incluyendo a Costa Rica en la anterior copa ante Nicaragua.

La Concacaf reconoce que los anfitriones tienen lo que ningún otro país puede ofrecer y en eso estamos claros. A diferencia de la rotación en Copa América con dos excepciones, la del Centenario en Estados Unidos y esta última en Brasil.

Nuestra Copa Oro muestra un sinnúmero de debilidades, es un largo y aburrido torneo en su etapa eliminatoria, con diferencias futbolísticas abismales entre unos y otros, un poco menos en la fase de grupos y no será, sino hasta que inicien los cuartos de final y semifinales que se alcanza la mayor relevancia.

Es un torneo atípico con selecciones que no controla la FIFA sino Concacaf, con representaciones que no son oficiales ante el máximo organismo como Martinica y Guayana francesa.

En total son 41 afiliados que conforman la Concacaf, de esos solamente tres tienen el privilegio de acceder de manera directa a la Copa Oro. Esta distinción recae en las selecciones norteamericanas de Estados Unidos, México y Canadá bajo el argumento que son las únicas tres selecciones que han ganado la Copa Oro y por ello no participan en eliminatorias quedando sembradas para cada torneo. Aunque si de méritos y logros se trata, Costa Rica y Honduras están muy por encima de los de la hoja de maple.

Ya no hay medio boleto a la Copa Confederaciones, ni la invitación a participar a la Copa América. Pero sí, el honor de ganar el trofeo de nuestra máxima zona.

Suerte hoy, muchachos.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados