Portugal con CR7 se coronó campeón de la Liga de las Naciones de la UEFA.