Revelan las causas del accidente que sufrió Tiger Woods en febrero.

El miércoles fueron revelados nuevos detalles entorno al accidente automovilístico que sufrió el golfista Tiger Woods en febrero pasado.

La Oficina del Sheriff del Condado de Los Ángeles confirmó que el exceso de velocidad fue la causa del incidente.

“El principal factor causal de la colisión fue conducir a una velocidad insegura para las condiciones de la carretera y no poder sortear la curva”, dijo el alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, en conferencia de prensa.

Woods conducía entre 84 y 87 millas por hora en una zona de 45 mph, es decir, iba como a 135 kilómetros por hora en un lugar donde el máximo permitido es 70 km/h.

Los datos se obtuvieron de la caja negra del vehículo del deportista.

“Woods no fue citado por conducir demasiado rápido y no se presentarán cargos penales”, comentó Villanueva.

El golfista tuvo que ser extraído de su vehículo luego del accidente la mañana del 23 de febrero y llevado al hospital, donde fue sometido a varias cirugías en su pierna derecha.

El golfista sufrió “fracturas abiertas conminutas que afectan tanto la parte superior como la inferior de la tibia y los huesos del peroné”, detalló el parte médico, lo que significa que los huesos se rompieron en más de dos pedazos y perforaron la piel. Se le insertó una varilla en la tibia para estabilizar la pierna. Las lesiones adicionales de los huesos del pie y el tobillo se estabilizaron con una combinación de tornillos y pasadores.

El pasado 19 de marzo, Woods salió del hospital para comenzar su recuperación en su casa en Florida.

administrator

Artículos Relacionados