Rusia, FIFA y Putín cumplieron.