Se fueron tres y no son los últimos.