Selección de Chile en el ojo de la tormenta por romper burbuja en Copa América.

La selección de Chile está en el foco de una polémica luego de que algunos jugadores rompieran la burbuja que busca proteger a los futbolistas del coronavirus.

Por protocolo, los combinados que participan en la Copa América deben evitar que personas ajenas a la delegación tengan contacto con ellos y quien rompa esta medida se expone a una sanción de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

El domingo, a un día del partido ante Uruguay, La Roja está en la portada de los principales medios debido a que se habría roto la burbuja este fin de semana luego del triunfo ante Bolivia por la segunda fecha del torneo continental. Si bien en las redes sociales hubo versiones de una fiesta clandestina dentro del hotel en el que participaron varias mujeres, el sitio La Tercera reveló que el problema fue ocasionado por un peluquero.

En el Hotel de Cuiabá, futbolistas como Gary Medel y Arturo Vidal permitieron que un estilista brasileño ingresara para poder retocarse el cabello, pese a que esto va en contra del protocolo de la Conmebol.

La máxima prueba de esto es que ambos se filmaron en un vivo que realizaron vía Instagram para sus seguidores. Aunque en todo momento los jugadores tuvieron mascarilla puesta, su accionar le podría costar caro a la selección.

Por su parte la Federación de Fútbol de Chile emitió este domingo un comunicado en donde adelantó que multará a los jugadores: “La Federación de Fútbol de Chile y el cuerpo técnico de la Selección Chilena Masculina Adulta, reconocen el incumplimiento de la burbuja sanitaria de la delegación que participa en la Copa América, con el ingreso no autorizado de un peluquero que, pese a contar con examen PCR negativo, no debió haber entrado en contacto con los jugadores. Los involucrados serán sancionados económicamente”.

En conferencia de prensa, el entrenador Martín Lasarte se refirió al episodio de la discordia: “Estamos viviendo una situación que es complicada para todo el mundo y tenemos que hacernos cargo de dar un ejemplo positivo”.

Además, desmintió las versiones que señalaban que seis futbolistas habían participado de una fiesta: “Siento que la situación de indisciplina ya se logró encarrilar, ahora solo estamos pensando en el partido contra Uruguay”.

Por su lado, Claudio Bravo, referente del equipo, sostuvo: “Asumimos que nos equivocamos al permitirle el ingreso a una persona que no estaba autorizada. Debimos haber esperado los permisos correspondientes”.

A su vez, la Conmebol, que ya abrió un sumario por este episodio, podría sancionar a la Asociación chilena con una multa cercana a los USD 30 mil por romper la burbuja del coronavirus creada para evitar contagios en los planteles que disputan la Copa América. A su vez, más allá del castigo económico, el portal reveló que el uruguayo Martín Lasarte, entrenador del seleccionado, está molesto por lo sucedido y mantuvo una charla con los jugadores “a quienes se les pidió mayor responsabilidad”.

La selección de Chile debutó en la Copa América con un empate ante la Argentina y después venció 1 a 0 a Bolivia, por lo que se ubica en la cima del Grupo A junto al combinado albiceleste, que superó a Uruguay en su última presentación. La Roja debe medirse contra el elenco charrúa el lunes en un duelo clave para aferrarse a lo más alto de la zona.

administrator

Artículos Relacionados