• 17/05/2022
  • Last Update 16/05/2022 10:45 pm
  • Costa Rica

Selecciones menores, el talón de Aquiles.

Selecciones menores, el talón de Aquiles.

En la Federación Costarricense de Fútbol últimamente se ha dado una que otra sacudida en la dirección de los combinados menores que busca un mejoramiento integral.

Se requiere una continuidad en proyectos, en inversión económica y en los fogueos necesarios. Costa Rica ganó el Campeonato Uncaf Sub 20 en un juego de mucha entrega y vergüenza deportiva, los muchachos deben sentirse orgullosos de colocarse las medallas de oro y recibir el trofeo que con gran pundonor y dignidad han logrado.

Estar perdiendo una final 1 x 4 y darle un vuelco de 5 a 4 es sinónimo de testosterona, o como dijo su técnico Vladimir Quesada “los jugadores demostraron tener huevotes”.

El próximo reto de la Sub 20 será mucho mayor, no sólo es el premundial, sino que de ahí saldrán los cuatro clasificados a Indonesia 2023. Esta cita en Honduras del 18 de junio al 3 de julio también repartirá boletos para los juegos Olpimpicos de París 2024 y los Panamericanos de Santiago de Chile 2023.

Ojalá se nos haga una buena costumbre colocarnos medallas, recibir trofeos y clasificar a cuanto torneo sea posible. Este triunfo de la Sub 20 incrementa la necesaria participación internacional y han puesto el ejemplo de lo que deben significar las divisiones menores y el cambio generacional de cara al proceso de la Copa del Mundo de 2026.

En los siguientes años estas categorías Sub 20 y Sub 23 deben tener respuestas para que la selección mayor no sufra en su transición y se superen todos los obstáculos que hemos enfrentado en el pasado. En la actualidad don Luis Fernando Suárez ha encontrado una veta que estaba por ahí escondida y que nos da un poco de optimismo en lo que a renovación y refrescamiento requiere la Selección Mayor.

Anoche iniciaba la Selección Sub 17 ante Panamá su fase eliminatoria y el sábado la Sub 17 femenina logró un triunfo de 1  x 0 ante Nicaragua y accedió a los cuartos de final.

El triunfo de Costa Rica ante El Salvador ha puesto el ejemplo de que se pueden hacer bastante bien las cosas, en estos torneos regionales hay que asumir el rol de favoritos y demostrar que tienen ganas de hacer algo importante. Contar con calidad competitiva y el firme propósito del recambio generacional. El futuro del futbol menor luce algo promisorio, pareciera que las bases están puestas para cosas mejores.

Leonel Jiménez Rojas. periodista.

Related Articles