• 24/06/2024
  • Costa Rica

¡Sin rival en la Concacaf! Estados Unidos se coronó tricampeón de la Liga de Naciones.

¡Sin rival en la Concacaf! Estados Unidos se coronó tricampeón de la Liga de Naciones.

Con goles de Tyler Adams y Gio Reyna Estados Unidos derrotó el domingo 2 x 0 a México para lograr el tricampeonato en la Liga de Naciones Concacaf en el AT&T Stadium en Arlington, Texas.

Adams anotó justo antes del descanso con un golazo desde larga distancia, mientras que Reyna lo hizo en el segundo tiempo para liquidar el cotejo.

EE. UU. han ganado las tres ediciones de la Liga de Naciones de la Concacaf; en dos ocasiones han derrotado a los aztecas.

Un ambiente emocionante recibió a los dos equipos y la intensidad comenzó desde el principio. Christian Pulisic estuvo cerca de abrir el marcador, pero Guillermo Ochoa lo evitó en el minuto 5′.

México contraatacó aplicando más presión en el medio campo de EE. UU. y una de las mejores oportunidades del primer tiempo llegó para los mexicanos en el minuto 22′ cuando un cabezazo desviado llegó a los pies de Luis Chávez, quien envió un disparo directo al portero estadounidense Matt Turner.

El combinado de las barras y las estrellas comenzó a ensayar remates desde media distancia y algunos movimientos de Sergiño Dest prepararon un disparo que se fue por encima del horizontal en el minuto 38′. El siguiente intento, sin embargo, desde larga distancia no podría haber sido mejor, cuando Tyler Adams remató con el pie derecho desde unos 32 metros para darle a EE. UU. una ventaja de 1 x 0 justo antes del descanso.

México buscó responder al comienzo del segundo tiempo, pero era difícil contra una defensa estadounidense muy aplicada.

En cambio, los estadounidenses afirmaron aún su control más en el minuto 63′ cuando un despeje inicial de la defensa mexicana cayó en los pies de Gio Reyna, quien disparó al primer poste superando a Guillermo Ochoa para una ventaja de 2 x 0.

LEER  Estados Unidos derrota por la mínima a El Salvador y ya está en la Final Four.

A medida que el tiempo seguía avanzando, México aumentaba el número de jugadores hacia adelante y aumentaba la presión en busca de un gol, pero la defensa estadounidense nunca vaciló y confiadamente mantuvo las cosas hasta el pitazo final para ganar la corona una vez más.

Related Articles