Sin rodeos es mejor.

Como si las dudas en todo el entorno federativo fueran pocas. El transitorio técnico de la selección, Ronald González, nos sale con una pata de banco: “sentados en una pantalla de televisión no se puede ver la realidad de lo que pasa en estos partidos”. Nos receta este aberrante y desatinado hallazgo.

Nuestra selección nunca fue rival para Corea de Sur y lo que usted vio en la cancha es lo mismo que vimos todos frente a los monitores televisivos. Los comentarios en términos generales de los medios de comunicación señalaron con claridad la cantidad de yerros y lo mal y distante que se vio la selección.

Don Ronald, lo que se ve no se pregunta, ni requiere explicaciones. En otra de sus frases lapidarias nos dice que Costa Rica fue un digno rival de Corea.

Señor entrenador: los aficionados vieron a una selección sin identidad, partida, sin conexión, con una llegada en 90 minutos o sea sin producción ofensiva. Si a usted lo deja satisfecho que únicamente nos metieron dos goles y que Esteban Alvarado fue la figura el partido, se lo respetamos. Eso sí, no nos tome por tarados. Sea claro con usted mismo, dígale, a los fanáticos que no tenemos una selección competitiva, que en la actualidad contamos con un combinado con pocas garantías de buenos resultados, que no ha habido tiempo de preparar al grupo, que el viaje fue cansado, que no acertó en el planteamiento, que algunos jugadores quedaron debiendo, que esta no ha sido la mejor escogencia. Es mejor decir la verdad del presente de nuestro representativo nacional.

Lo peor es querer confundir a los fanáticos, a los que difícilmente se les va a engañar.

Don Ronald es una simple excitativa, no colabore, ni sea parte del caos organizativo que se viene dando en los últimos cuatro años en el terreno de selecciones nacionales. Sus números dirigiendo nuestra máxima representación son deficitarios. Diez juegos, dos ganes, un empate y siete derrotas da apenas un 23 % de rendimiento. Aunque hay que abonarle la valentía de tomar estos retos de papa caliente.

Este martes enfrentamos a Japón, la otra selección asiática que muestra un nivel y características similar a los coreanos. Ojalá, nos veamos mejor o al menos aparezca alguna genialidad individual.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

administrator

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.