Tigres clasificó a la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF.