Tigres y Monterrey disputarán la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF.