Todos los clubes de la primera división mantienen deudas con el IMAS.