• 20/04/2024
  • Costa Rica

El borrón y cuenta nueva comienza.

El borrón y cuenta nueva comienza.

Vamos a iniciar una nueva etapa de selección y se avecinan dos juegos que serán intensos y desgaste total. Nos toca en casa primero defender la clasificación a la Copa América y a la Final Four.

La dirigencia ha apostado por jugar en el estadio Ricardo Saprissa, esperamos con estadio lleno y apoyo incondicional.

Es triste leer algunos informes de FIFA. Costa Rica promedió una posesión de balón de un 40.9% en la Copa del Mundo de Catar, o sea la menor entre los 32 equipos que participaron, sin un claro estilo de juego. Tuvimos el porcentaje más alto en pases largos que los demás, significa que no contamos con futbol asociado, sino al pelotazo.

El trabajo que le espera a Gustavo Alfaro y sus preparadores físicos acompañantes es enorme, estamos muy limitados de ritmo y ataque, lo que viene son partidos sin tregua y debemos comenzar bien. Sólo que no hay tiempo y eso lo entendemos.

De ahí el compromiso que deben tener los futbolistas, obligados a dar una milla más de lo que están ofreciendo en el torneo nacional.

Según el mismo informe, casi todas las selecciones jugaron en Catar con intensidad y dinámica convirtiendo los juegos en espectáculos de muy pocas variantes ofensivas. Lamentablemente ahí no estamos nosotros.

Previo a la Copa del Mundo de 2022, le preguntaron a Francisco Calvo por el juego que teníamos que jugar con España y señaló en el diario AS: “La selección de España ya no tiene la misma intensidad que tenía hace tiempo” . Sin embargo a la hora del partido todos sabemos lo que tristemente pasó.

En el balance del equipo que sabe lo que hace, que tiene identidad y que también es vulnerable o tiene sus puntos débiles nos retratamos de cuerpo entero.

LEER  Presión y malestar liguista.

En el análisis de nuestra selección se señala que Costa Rica no cuenta con una figura goleadora y que en la tercera ronda eliminatoria, los 13 goles anotados los convirtieron 9 jugadores diferentes.

También se detalla que se salva Keylor Navas, quien detuvo el 85.7% de los remates, a pesar de ser el más goleado del mundial con 11 goles, 4 más de los que le anotaron en los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018.

En el futbol ya nadie gana con los nombres y la camiseta. Físicamente Costa Rica fue la peor selección y deportivamente los resultados hablan. No queda más, a ponerse el overol, trabajar seriamente y a cambiar la historia.

Leonel Jiménez Rojas, periodista.

Related Articles