Inter de Milán venció al Milan y clasificó a la semifinal de la Copa Italia.

Con un gol de falta del danés Christian Eriksen en el descuento (90+7), el Inter derrotó por 2-1 al Milan y se clasificó este martes para las semifinales de la Copa de Italia.

El sueco Zlatan Ibrahimovic había adelantado a los Rossoneri en la primera parte (32) y el belga Romelu Lukaku empató para los interistas de penal en el segundo periodo (71).

El empate llegó minutos después de que el Milan jugase en inferioridad por la expulsión de Ibrahimovic, que vio la segunda tarjeta amarilla por una dura entrada a Kolarov.

Curiosamente, decidió el derbi lombardo un Eriksen que no entra en los planes de Antonio Conte y que había saltado al campo en el minuto 88.

Una imagen definió el partido: cerca del descanso, tras un lance del juego, Lukaku e Ibrahimovic, quienes jugaron juntos en el Manchester United en la temporada 2017-2018, se picaron y acabaron frente con frente, por lo que vieron una cartulina amarilla… que acabó costando cara al Milan.

Esa primera parte fue de dominio interista, que contó con buenas ocasiones para marcar, la más clara una de Lukaku que desbarató Ciprian Tatarusanu, el arquero rumano que sustituyó al sancionado Gianluigi Donnarumma.

Pero fue el Milan el que se acabó adelantando, en una pelota que le cayó a ‘Ibra’ en la frontal del área, controló, bajó el cuero al piso y lanzó un disparo cruzado que se coló en el arco del esloveno Samir Handanovic.

El sueco puso en ventaja a su equipo, pero esa acción con Lukaku en la que ambos recibieron una amarilla acabaría decidiendo el duelo, ya que al regreso de los vestuarios, ‘Ibra’ dejó en inferioridad a su equipo tras cortar una contra (58).

El Inter aprovechó jugar en superioridad para darle la vuelta al marcador, primero con el penal señalado por el VAR al portugués Rafael Leao y transformado por Lukaku y en el descuento con la falta que Eriksen colocó en la escuadra del arco Rossoneri.

 

administrator

Artículos Relacionados